MexicoTopTravel
 width=
Inicio Acerca de MexicoTopTravel Agencias de Viaje Grupos Contactar con Mexicotoptravel
 Enviar a un amigo
  Inicio / Destino - México DF  
     
 
México DF   México DF   México DF
 
 
México DF
 
 
 
 
  • Best Western Royal Zona Rosa
• Camino Real Polanco
• Gran Meliá Mexico Reforma
• Hotel Polanco Boutique
• Intercontinental Presidente
• NH Centro Histórico
• NH Mexico City
• Best Western Majestic
   
 
 
  • Maravillas de México y Acapulco
• Zapotecas y Mayas
• Maravillas de México
• Maravillas de México y Yucatán
• Maravillas de México y Chiapas
• Maravillas de México y Huatulco
• Cultura Azteca, Olmeca y Maya I
• Cultura Azteca, Olmeca y Maya II
• Maravillas de México y Cancún
 

El distrito Federal de México es una de las ciudades metropolitanas más grandes del mundo y con mayor población. Expresa toda la grandeza de México y sus combinaciones étnicas y culturales

El Zócalo.
Es la Plaza Mayor de la Ciudad de México, ha ocupado durante siglos un lugar central en la vida de los habitantes de estas tierras. Antes de la llegada de los españoles allí se ubicaba el centro ceremonial de la ciudad azteca de Tenochtitlan. Quinientos años después sigue ocupando ese lugar de referencia ineludible para quienes habitan o visitan la ciudad. Alrededor de esta plaza se encuentran la Gran Catedral, el Palacio Nacional y las ruinas del Templo Mayor.

La construcción de la Catedral del Sagrario comenzó en 1572 y es considerada una síntesis del arte de la Nueva España, combinando los estilos Neoclásico y Barroco. Sus fastuosas capillas y altares exhiben algunas de las piezas más refinadas del arte sacro mexicano.

El Palacio Nacional, cuya primera construcción data de 1563, fue la sede del poder Virreinal durante la colonia. Sus salones son testigos de grandes acontecimientos, las paredes del segundo piso fueron el lienzo en el que el muralista Diego Rivera plasmó con su monumental talento los episodios más importantes de la historia mexicana.

Muy cerca de la Catedral se encuentran las ruinas del Templo Mayor, lugar en el que los aztecas rendían culto a sus dioses guerreros.

Caminando unas cuadras por sus estrechas calles el viajero se sorprenderá al ver el Museo de Bellas Artes. En una explanada abierta conocida como La Alameda se ubica el edificio con su vistosa cúpula dorada. En su interior se exhiben cuadros de los más reconocidos pintores mexicanos y sus salas son el escenario de la música clásica en la ciudad.
Otro punto en el que el arte y la historia se encuentran es la casa de los Azulejos, cuyos orígenes se remontan al Siglo XVIII. Allí puede admirarse la magnificencia de sus fachadas y sus interiores.

Reforma, Bosque de Chapultepec, Museo de Antropología.
Uno de los recorridos emblemáticos de la Ciudad de México es el del Paseo de la Reforma. Esta Avenida arbolada y decorada con momentos históricos fue trazada y diseñada a pedido del Emperador Maximiliano, monarca de origen francés que gobernó México entre 1864-1867. Este hecho explica su estilo típicamente francés del Siglo XIX. La Avenida se extiende desde la tradicional Zona Rosa hasta el Castillo de Chapultepec. Sobre Reforma el viajero puede encontrar algunos de los edificios más bellos e impactantes de la ciudad, incluyendo a la Torre Mayor, la edificación más alta de América Latina. Oficinas, restaurantes, bancos, centros de negocios, galerías, bares y cafés de variados estilos con el rasgo común del buen gusto y la elegancia que este lugar proyecta. En el trayecto se erigen monumentos y esculturas tanto clásicas como contemporáneas que hacen de esta calle una galería de arte a cielo abierto.

Al final de esta Avenida se encontrará con el hermoso Bosque de Chapultepec (“el lugar de los saltamontes” en el idioma de los aztecas) donde se ubica el Lago de Chapultepec y el opulento Castillo de Chapultepec , residencia presidencial entre 1864 y 1939. Actualmente funciona allí el Museo Nacional de Historia.
En la zona norte del Bosque se emplaza el Museo Nacional de Antropología, que alberga piezas representativas de todas las culturas prehispánicas del país. Alrededor del patio central se distribuyen las salas temáticas en las que se puede recorrer la vida religiosa, política y cotidiana de los diferentes pueblos indígenas que habitaron el actual territorio de la República Mexicana. Este museo es considerado como uno de los más importantes a nivel mundial en su campo y propone un intenso recorrido por la historia de México.

San Ángel, Monasterio del Carmen y Av. Insurgentes.
Un recorrido por San Ángel, con sus construcciones de estilo afrancesado y sus calles adoquinadas ofrecen al viajero un mágico paseo que fusiona la tradición mexicana y las tendencias modernistas del siglo XIX. A través de sus casas, templos y museos podrá revivir la historia de un rincón del Sur de la ciudad.
El centro de la vida de San Ángel es la pintoresca plaza de San Jacinto, donde la ciudad tradicional se encuentra con la urbe moderna en perfecta armonía. La plaza está rodeada de ferias, cafés, bares y las famosas cantinas.

A unas cuadras de la Plaza de San Jacinto se encuentra el ex Monasterio del Carmen. Este recinto fue fundado antes que el propio pueblo de San Ángel y es uno de los principales exponentes del barroco mexicano. En su interior se encuentra el museo donde se pueden apreciar piezas clásicas del arte sacro: pinturas, esculturas y altares. En las catacumbas las momias son testigos de siglos de historia mexicana.

Al sur del Monasterio del Carmen comienza la Ciudad Universitaria de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México). Recorriendo sus jardines, llamado islas, encontrará algunas de las más importantes obras de la arquitectura moderna mexicana, la Biblioteca y el Rectorado exhiben murales que relatan un pasado, un presente y un futuro para México.

Otro punto cercano es la Avenida Insurgentes, que atraviesa la ciudad de Norte a Sur, una de las mas grades de América. Recorriendo esta arteria se encontrará con las fachadas del Teatro de los Insurgentes y el Poliforum Siqueiros, obras representativas de dos grandes muralistas mexicanos, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros.

Coyoacan.

Parte de la espectacular expansión geográfica de la Ciudad de México se produjo por la absorción de los pueblos que antes la rodeaban y que ahora son parte del paisaje urbano. Dentro de una ciudad que parece querer devorarlo Coyoacan resiste con el encanto como baluarte de defensa. Esa es parte de la belleza de esta colonia de la ciudad, sus calles empedradas de tráfico apacible en las que la vida se desarrolla apacible. El punto de partida para conocer Coyoacan a es su pintoresco Zócalo, en el que el pasado colonial de la ciudad rodea al visitante. Esta Plaza Principal alberga a la Catedral de San Juan Bautista, cuyos interiores son unos de los exponentes más refinados del barroco mexicano. En la propia plaza la oferta es variada, libros, artesanías de todos los rincones del país, ferias y comidas típicas. Las vistosas fiestas populares pueden sorprenden al visitante con colores, música y tradición.

Coyoacán ocupa un lugar especial en el arte y la cultura mexicanas. Cuando todavía era un pueblo Diego Rivera y Frida Khalo instalaron allí su estudio, para aprovechar la luz diáfana y los paisajes. La casa en la que vivieron es hoy el Museo Frida Khalo, donde el visitante podrá ver muchas de las pinturas originales de la pintora y el círculo que la rodeaba. También podrá sumergirse en su vida cotidiana, su sufrimiento, su arte, su genialidad.

Teotihuacán
Lo humano y lo divino tienen un punto de contacto en Teotihuacán, la Ciudad de los Dioses. Las pirámides monumentales y los templos refinados permiten al viajero testificar el esplendor y la majestuosidad de otros tiempos.

La Calzada de los Muertos, una amplia avenida de 2 kilómetros de largo, era el centro ceremonial de la ciudad antigua, hoy una zona arqueológica protegida con celo por el Instituto Nacional de Antropología e Historia. Teotihuacán es el lugar en el que los dioses de la cultura mexica crearon el día y la noche, el Sol y la Luna. En homenaje a esos dioses se construyeron sendas pirámides. Ubicadas en los extremos de la Calzada de los Muertos se emplazan las Pirámides del Sol y de la Luna, dos de las edificaciones más impresionantes de la América Prehispánica. La Pirámide del Sol es la más alta del conjunto y quién se atreva a subir sus 260 escarpados peldaños disfrutará de una de las vistas más espectaculares que México ofrece: palacios, templos, explanadas, villas y pirámides menores conforman un conjunto arqueológico simplemente sobrecogedor. No tema, los escalones son muchos pero los pasamanos y descansos le darán un respiro.
Al otro extremo de la Calzada lo espera la Pirámide de la Luna. Menor en altura que la del Sol su arquitectura es más compleja y refinada. Observando sus explanadas y perfiles puede entenderse el desarrollo que la arquitectura y geometría había alcanzado antes de la llegada de los españoles.
El Palacio de Quetzalpapalotl (Mariposa emplumada) se encuentra en las cercanías de la Pirámide de la Luna y es el edificio más lujoso de Teotihuacán, seguramente la morada de un personaje rico e influyente. Las columnas y murales que forman parte de su decoración son en extremo refinadas y se encuentran en un excelente estado de conservación. La parte baja del edificio luce todavía sus colores originales.

Xochimilco
Xochimilco, Patrimonio Cultural de la Humanidad, guarda para el viajero sus tradiciones, su naturaleza y su particular manera de recorrer un lago: las trajineras. Estas coloridas embarcaciones de madera surcan los canales con ritmo pausado permitiendo contemplar el lugar. El paseo pronto se convierte en excusa para disfrutar de comidas típicas y música regional. Los canales son un mercado que navega: flores, plantas, mariachis y artesanías, todo está a su disposición sin poner un pie en tierra.
En el pueblo colonial se encuentran las iglesias, centro de la vida espiritual de los habitantes del lugar y referencia ineludible para las numerosas fiestas populares. La Iglesia de San Bernardino de Siena es una de las principales. La construcción de este edificio de estilo neoclásico comenzó en 1535 y hoy muestra una combinación de estilos que entremezclan lo indígena con lo gótico.
Si las iglesias son el espacio de la vida espiritual de los xochimilcas el Mercado de las Flores, el más grande Latinoamérica, es el centro de su vida material. De las chinampas, islotes que se esparcen por el lago, llegan día a día flores frescas que impregnan al lugar con su perfume y color.


 
Viaje a México con MexicoTopTravel, Reserva de hoteles de México, Vuelos, Tours privados y Excursiones.
MexicoTopTravel MexicoTopTravel, Homero 203, Piso10, Col Polanco Chapultepec,
Delegación Miguel Hidalgo, CP 11570, México DF
Email:info@mexicotoptravel.com.mx, Teléfono: (52)(55) 12536591
Fax: (52)(55) 33005310
MexicoTopTravel es Miembro de ASTA y CHTA
MexicoTopTravel is Miembro de la Sociedad Americana de Agentes de Viaje   CHTA
©2008- Grand Caribbean Tourism Corp. Todos los derechos reservados. MexicoTopTravel es miembro deTopTravelGroup